Edredón de plumón o de plumas, ¿cuál abriga más?

Es habitual que te surjan dudas al ir a comprar un nuevo edredón para tu cama y tener que escoger entre un edredón nórdico de plumón o de pluma. La mayoría de gente no es consciente de las características y las diferencias de cada uno, no sabiendo en qué fijarse al realizar su elección y creyendo en muchos casos que se trata de dos edredones prácticamente idénticos.

Sin duda estas personas están totalmente equivocadas, ya que aunque a simple vista puedan parecer dos edredones iguales, lo cierto es que las diferencias entre los edredones de pluma y de plumón son más que evidentes, y todavía más una vez has probado cada uno de los dos. En cualquier caso, si estás pensando en renovar el edredón de tu cama de cara al invierno que viene, ahora podrás encontrar todos los edredones de plumón de Duvetopia al mejor precio.

Lo que hay que dejar claro es que los edredones independientemente de que sean de pluma o de plumón, siempre serán de mayor calidad cuando dispongan de rellenos naturales y no de rellenos de fibras sintéticas. De modo que si reamente estás buscando hacerte con un edredón de calidad, no dudes en apostar por un edredón con relleno natural, ahora veremos si de plumón o de pluma.

Diferencias entre los edredones de plumón y los edredones de plumas

Antes de nada hay que tener claro que la pluma y el plumón no son lo mismo, ya que el plumón crece justo bajo las plumas del pecho y del cuello de las aves y se compone de un núcleo que resulta totalmente invisible para la vista formado por una infinidad de pequeños capilares. Mientras que las plumas cuentan con un eje central del que surgen unos pequeños capilares en todas las direcciones y resultan menos agradable al tacto.

Aunque la calidad tanto de la pluma como del plumón dependerá principalmente del tipo de animal y de la edad de éste, por lo general los edredones de plumón siempre y cuando sean edredones de calidad, deberán abrigar más que los edredones de pluma. El plumón es un material más fino y ligero que presume de un poder aislante mayor  que el de la pluma, por ello los edredones de plumón suelen contar con un precio algo más elevado que los edredones de plumas.

El plumón “Class-1” está considerado como el plumón de mayor calidad, que es el que se obtiene de patos y gansos procedentes de los países del Norte de Europa. Dicho plumón cuenta con una densidad y una capacidad aislante mayor a la del resto, siendo la primera opción para vestir las camas de aquellas zonas en las que el frío desempeña un papel protagonista.

Evidentemente el plumón se obtiene directamente de patos, ocas y gansos que vayan a ser sacrificados para consumirse en el mundo de la alimentación, tal como marca la Asociación Europea de la Industria de la Pluma (EDFA), que presta una especial atención a este asunto para certificar que se cumpla con ello.

En nuestro país los edredones tanto de plumas como de plumón pasan constantes controles para asegurar que han sido obtenidos de forma adecuada y que no cuentan con ningún agente contaminante que pueda resultar peligroso para la salud.