¿Qué cambios trae la Renta 2015 para empresas y autónomos?

2016 trae consigo toda una serie de cambios positivos para la economía que los autónomos y empresas pueden aprovechar en su favor. Sin embargo, a veces la información que nos llega puede ser algo confusa. Podemos escuchar cambios interesantes pero que nunca se lleguen a ver aprobados.

Para poder ayudarte a salir de esa confusión, te hemos preparado un listado con los principales cambios que trae consigo la Renta 2015.

Cambios en la Renta 2015

Impuesto de sociedades (IS)

Uno de los cambios que las empresas han estado esperando durante mucho tiempo: se produce una rebaja de los tipos impositivos muy interesantes ya que se sitúa actualmente en el 25% – desde el 28% – lo cual supone un descenso de un 3%, una cantidad nada desdeñable.

Sin embargo, nos encontramos con un punto en contra de esta medida y es que, algunos que no tenían que hacer frente a este impuesto, ahora sí que tendrán que hacerlo.

Hasta el 31 de diciembre, las empresas tenían la posibilidad de hacer frente al pago de sus impuestos a través de los diferentes socios. En el 2016 la cosa cambia y ahora todos tendrán que pagar el impuesto de sociedades.

Existe una pequeña excepción a la norma, o más bien truco, que debes de conocer: en el primer semestre del 2016 se nos dará la posibilidad de disolver la sociedad y esto no tendrá ningún tipo de coste.

Es una medida de doble filo: ayuda a aquellos que no tenían que hacer frente al IS gracias a la rebaja, pero perjudica a los que hasta hace poco no estaban sujetos a este pago.

También se produce un cambio en la desgravación de los seguros de enfermedad; si el beneficiario de los mismos es el propio contribuyente, su mujer o sus hijos, si estos sujetos disponen de una cierta discapacidad, la cuota exenta de pago se elevará de los 500 a los 1500 (se multiplica por 3).

Cambios en los regímenes de autónomos

Se obliga a ciertos autónomos a no pagar sus impuestos utilizando el sistema de módulos como venían haciendo de forma habitual; es decir, que la tributación dependerá por las características propias del negocio y no por la actividad pagando una cantidad o porcentaje fijo.

Sobre todo, afecta al sector de la construcción (se calcula que a más de 200.000 autónomos) y a aquellos que se dedican al sector de la industria (en torno a unos 90.000).

Solo para el 2016 se calcula que existirá la facturación por módulos para aquellos sectores del comercio, del transporte y de la hostelería cuya facturación sea superior a los 250.000€.

Todos estos cambios pueden resultar bastante confusos. Por esta razón, para que tu negocio cumpla con la legislación vigente y no incurramos en ningún tipo de sanción, te recomendamos ponerte en manos de una asesoría para empresas.

El año 2015 y 2016 ha traído consigo muchos cambios y se espera por las promesas de los principales partidos políticos de este país, el ritmo no pare en los venideros.