¿Para qué sirven los abonos líquidos? Todo lo que necesitas saber

Asegurar que nuestros cultivos disfruten de una correcta asimilación de los nutrientes que le proporcionamos es fundamental, ya que de este modo la calidad de las cosechas mejorará enormemente. Aquí entran en juego los abonos y los fertilizantes, que aunque mucha gente se empeña en diferenciar, lo cierto es que son lo mismo; “productos de agricultura y jardinería, que facilitan el crecimiento y el rendimiento de las pantas a través de un alto contenido de nutrientes”.

La única diferencia que pueden presentar entre sí los abonos y los fertilizantes está en su estado físico, que puede ser líquido, sólido u orgánico, pero los resultados que proporcionan son idénticos. Eso sí, es importante que un fertilizante químico cuente con una mínima solubilidad en agua.

En el post de hoy nos vamos a centrar en contarte todo lo que necesitas saber sobre el abono líquido: qué es, por qué usarlo, qué ventajas ofrece, etc. Presta atención y toma nota.

Abono líquido, ¿qué es?

Se trata de un fertilizante que está bajo las denominaciones de origen de agua de estiércol y orina de animal. Y es que la orina animal se muestra como un efectivo fertilizante para las cosechas, pues un litro de orina animal cuenta nada más y nada menos que con 20 gramos de nitrógeno.

El agua de estiércol se entiende como una mezcla de agua, excrementos sólidos y orina, que es realmente beneficiosa tanto para el suelo como para las plantas. Se extrae directamente de los establos, a través de unas cisternas especiales que va reuniendo poco a poco toda esta mezcla.

Eso sí, antes de ser apto para el cultivo, hay que dejar que fermente entre 4 y 5 semanas, para acabar con la enorme cantidad de gorgoritos que se observan en la superficie. Para potenciar este proceso, se suele añadir aproximadamente medio kilo de sulfato de hierro.

¿Por qué usarlo?

Si te dedicas a la agricultura, sabrás que hay ciertos momentos en los que las plantas y las cosechas necesitan un aporte extra de nutrientes. Algo que conseguimos con el abono líquido y con cualquier tipo de producto que pueda llevar a cabo la fertilización del suelo, ya que la planta podrá absorber toda esa cantidad de nutrientes que no obtiene de forma convencional.

Los abonos líquidos se muestran realmente efectivos y ofrecen una mayor comodidad a la hora de llevar a cabo la fertilización del suelo.

¿Qué ventajas ofrecen?

Los abonos líquidos orgánicos ofrecen múltiples ventajas de cara a la fertilización del suelo y a ofrecer un aporte extra de nutrientes a las cosechas. Aquí te las contamos:

–      Se muestran como los más beneficiosos de cara a reponer la materia orgánica en el suelo.

–      Son muy respetuosos, no degradan el suelo ni dañan los microorganismos que se encuentran en las plantas.

–      Reponen la materia orgánica.

–      Fijan el carbono al suelo y aumentan la capacidad de absorción del agua.

–      Potencia el crecimiento de las plantas.

–      Producen cosechas más saludables.

–      Muy fáciles de absorber por las raíces.